El Dios de Cada Circunstancia

Posted by Richard Harris | | Posted On Friday, June 18, 2010 at 9:24 PM

Cuando recién nació nuestra niña con síndrome de Down, escuchamos a todo el mundo con sus opiniones negativas. Y también escuchamos a los doctores y sus predicciones negativas. Kim y yo, los dos, estamos bendecidos con un espíritu terco entonces escuchamos pero negamos a sucumbir (o rendirnos) a todas las predicciones. Nuestro espíritu terco nos ha servido bien.


Después de la cirugía del corazón de Gracie, pasamos por un tiempo bastante fácil. El apoyo de muchos fue grande, (y es todavía), las miradas fueron pocas, y parecía que Gracie fue más chica y la gente no pensaba que tenía un retraso en su desarrollo. Muy a menudo nos mirábamos y nos decíamos, “Estos son días fáciles.” Estamos viviendo la realidad de estas palabras en varias formas recientemente.


Durante los últimos meses las cosas han sido mas difíciles que normalmente. A Gracie le gustan las circunstancias aceleradas y no puede estar sola por un minuto sin que algo le pase. Estamos enfrentando el desafío de tener a una niña con necesidades especiales y a veces nos falla la paciencia, no importa el apoyo que tenemos. Cada paseo en el carro, cada comida o visita puede ser una aventura nueva en paciencia.



Si le parece que estoy quejándome, le aseguro que es que quiero ser más honesto que quejarme. No quiere decir que no tengo emociones solamente porque soy pastor o estoy trabajando en la computadora.


Amamos a Gracie, sabemos que ella es especial y no la cambiaríamos por todos los niñostípicos” en este mundo. Cada día nos damos cuenta de que bien están las cosas y reconocemos que otros están en un camino mucho más difícil.

De vez en cuando estoy tentado a sentirme lástima; y en esos momentos Dios llega a tiempo para intervenir. Así fue hace poco.


Hace poco en un partido de soccer asistí a una señora y a su sobrino quien se lastimó y yo estaba ayudándole. Al ayudar me di cuenta que el sobrino, un adulto joven tenía necesidades especiales. Tenía problemas al hablar pero se le podía entender. Al hablar me llevó en un viaje largo de su imaginación. La señora trato de pararle pero yo le interrumpí para que él pudiera hablar y yo escucharle. Yo estaba muy ocupado, pero Dios necesitó interrumpirme por un momento para que yo pudiera apreciar las bendiciones que me da y hacerme acordar de que no me va tan mal.


La señora crió al sobrino desde que tuvo un mes. Ella tuvo tres hijos propios y había estado sin trabajo por mucho tiempo. Ella supo de más luchas o dificultades de los que yo voy a tener. Recibí el mensaje.


Dios es bueno conmigo, cada vez que estoy tentado a tener resentimiento, frustrado o sentirme lástima Dios me lleva a mirar la realidad de las cosas. Le agradezco que me lo haga.


Lo que aprendo en esos momentos con Dios es que estoy bendecido no porque soy mejor que otro, sino que estoy bendecido porque tengo a Dios en mi vida. No es quien tiene lo mejor o lo peor, eso no es lo importante y nunca es así con Dios. Lo importante con Dios es usar cada experiencia a moldearnos más como El todos los días.


Tal vez usted hoy está luchando con algo difícil. Las finanzas están difíciles, algún cambio ha sido difícil, el matrimonio está en dificultades, el trabajo está en peligro, la salud es una lucha o algo del pasado ha aparecido de nuevo.

No podemos relacionarnos en todos estos temas, todos tenemos una necesidad diferente. Pero podemos relacionarnos con un Dios que nos ama cuando estamos en medio de alguna circunstancia difícil. La buena noticia es que tenemos a un Dios así.


Dios no es un Dios lejos o uno hecho de piedra; El es un Dios presente, al lado nuestro en todas las circunstancias. Déjele estar con usted hoy.

La Biblia: Filipenses 4:6,7, “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones, y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.”


Oración: Querido Señor, tu eres un Señor amado y le damos las gracias que podemos caminar contigo por los días difíciles. Ayúdanos a aprender a valorar el caminar contigo y a valorar las lecciones que nos quieres enseñar. Guíanos en poner en práctica lo que quieres enseñarnos. En el nombre de Cristo, Amen.”

¿ Milagros—Si O No?

Posted by Richard Harris | | Posted On at 9:23 PM

Hay dos maneras de vivir la vida. Una es como si nunca hubiera un milagro. La otra es como si todo fuera un milagro.” Albert Einstein.

Bueno, ahora usted sabe que la pregunta es si usted es una persona milagrosa, o una

persona no milagrosa.

Para mi no hay otra elección que ser una persona milagrosa y si no es así entonces la vida es limitada y aburrida. Es muy fácil cree en milagros si usted cree en Dios. Sus milagros están allí cada día, nuevos y vibrantes. No tanto en las cosas grandes sino en las pequeñas. Estoy convencido que allí es donde la gente que no cree en milagros se equivoca.

La gente está buscando lo espectacular cuando el espectacular está en las cosas pequeñas. Están buscando ver a los ciegos sanados y los cojos que caminen cada día. Gente que no cree en milagros espera que todo el mundo sea sanado y cuando eso no pasa pierden de vista el verdadero milagro como Dios ayuda a los enfermos al mandarles personas que les va a ayudar, aliviando el dolor por un día más.

L gente que cree en milagros tiene sus ojos abiertos y ven las obras de Dios cada día. Tal vez seamos gente muy simple pero creo que esa es la única manera de vivir. Déjeme presentarle algunos milagros que veo y después usted tiene que escribir algunos que usted ve.

· La sonrisa preciosa de un recién nacido, dulce, inocente y un regalo de Dios. Quién enseñó este bebe como sonreír, solamente Dios.

· El sol sigue saliendo cada día, seguido por la luna. Esto fue planeado por accidente, no creo.

· Como vuelan los pájaros sin esfuerzo alguno. ¿Quién podría inventar tal cosa? Solamente Dios.

· Ese sentimiento que hay en su estómago cuando está cerca de alguien que ama, quien lo puso allí. Que milagro precioso.

· No tengo que decir a mi corazón que debe latir. Lo hace continuamente. Es increíble. El cuerpo humano en general cada detalle es perfecto. Un milagro.

· Cuando usted empieza a tener lástima por si misma, llega un correo electrónico o un amigo le llama con una necesidad y de repente la vida tiene otro perspectivo. ¿Quién lo planeó? Solamente Dios.

· Que Dios nos ama y mandó a Su Hijo a morir para nosotros para que viviéramos en el cielo. ¿El hombre hubiera hecho tal cosa? ¿Eso tiene razón para mi, no realmente? El Hijo de Dios nació de una virgen, muere en una cruz, y se levanta de la muerte, todo para mi?!? La salvación es el milagro más grande que Dios ha hecho y solamente El pudiera tener un plan así.

Estos son pocos milagros. Podría seguir pero esto no es acerca de , sino acerca de usted. Le garantizo que hay milagros que usted pasó hoy y no los vió. Pare y cuéntelos y dé gracias a Dios por ellos.

¿Cómo sabe lo que es un milagro? Tengo una definición simple. Si solamente Dios puede hacerlo, es un milagro. Mire a su alrededor y creo que va a cambiar de un lado de no creer en milagros al lado de creer en milagros en seguido.


La Biblia: Salmo 77:13y14 “Oh Dios, santo es Tu camino; ¿Qué Dios es grande como nuestro Dios? Tu eres el Dios que hace maravillas; Hiciste notorio en los pueblos tu poder.”


Oración: “Señor, abre mis ojos que pueda ver tus obras maravillosas, tu gran poder, tu intervención y darle la gloria que merece. Ayúdanos ser gente de milagros y todo te lo pido en el nombre de Cristo, Amen”


Arrodillado

Posted by Richard Harris | | Posted On at 9:22 PM

Durante los últimos dos meses he tenido el privilegio de llevar a mi hija, Gracie, de 14 meses, a las sesiones de logopedia y terapia ocupacional. Gracie esta progresando y apreciamos a la gente que la atiende.


No es demasiado difícil para Gracie hablar y ella hace lo que le piden cuando pueda quedarse enfocada en la tarea que hay que cumplir. Ella tiene la costumbre de querer saber lo que esta haciendo todo el mundo que esta alrededor de ella (como su padre).


Por otra parte la terapia ocupacional es otra cosa. Gracie no le gusta mucho las actividades que hay que hacer por treinta minutos. Ella juega y todo esta bien por un ratito. Pero hay una parte de la terapia que no le gusta por nada.

Gracie puede moverse muy bien en una manera que nunca he visto. Ella se sienta sobre su trasero y va adonde quiere ir. Le veo un minuto y de repente esta en otro lado. Es impresionante.


Esta bien para Gracie pero su terapeuta Cheri, quiere que se gatea. Gracie no le gusta la idea. Hay un conflicto entre las dos. Gracie no quiere gatear y la terapeuta quiere que lo haga.


Cheri es muy buena en su profesión y trata de atraer a Gracie a su mejoría. Mientras tanto Cheri toma sus piernas y las pone en una posición de gatear. Gracie le resiste y por solamente un momento se queda en esa posición. En seguida vuelve a estar sobre su sentadero.

Vez tras vez Cheri trata de ensenar a Gracie como gatear al ponerla sobre sus rodillas. Es lo mismo con nosotros y Dios.

Dios nos quiere arrodillados; nosotros pensamos que hay diferentes maneras de hacerlo.


Nosotros, como Gracie, encontramos como esquivar lo que es lo mejor para nosotros. Encontramos que nuestra manera es lo más fácil y lo probamos primero. Pensamos que podemos progresar según nuestra manera y por que Dios quiere que hagamos algo diferente. Anda bien, pensamos, y avanzamos a nuestra manera.

Puede ser que el Señor esta trabajando en su vida para que usted se encuentre en situaciones difíciles para que caiga de rodillas. El gatear no le interesa a Gracie y a nosotros tampoco. Nosotros queremos volar y no arrodillarnos delante de Dios y nos causa desastres.

Y ahora que hacemos? Si, nos arrodillamos delante de Dios para pedirle ayuda. Dios quiere lo apuesto. Que le pidamos socorro primero arrodillados.


Algún dia Gracie va a caminar, estoy seguro. Pero solamente después de que los que le aman y le ayudan hacen lo que es lo mejor para ella al ponerla en la posición correcta. Tenga confianza, Dios esta haciendo lo mismo con usted. A pesar que usted esta resistiéndole, Dios tiene lo mejor en mente para usted.

Quiere caminar o gatear? Deje de resistir a Dios, arrodíllese y va a caminar pronto.

Jacki V.

Posted by Richard Harris | | Posted On at 9:20 PM

Cuando estamos paralizados nos acordamos que Dios no está paralizado. Es interesante como obra Dios. Al salir anoche, Kim y yo de una conferencia yendo a cenar, escuchamos lo que parecía el sonido de un servicio. Dios quería hablarnos, la cena tenía que esperar.


Al caminar por el pasillo, escuché una voz reconocida. Mirí, y pensé que reconocí la voz. Le dije a Kim, “Suena como la voz de Jaci Velazquez.” Y así era. Ella tiene una linda voz, y es una de mis cantantes favoritas, entonce nos quedamos para la próxima canción.

Ella compartió sus sentimientos antes de cantar “Sobre mis rodillas” y dijo, “Tuve 15 anos cuando empecé a grabar y no entendía completamente la profundidad de lo que cantaba.” Mientras que ella cantaba pensé en lo que había pasado en su vida durante los últimos años.


Ahora tiene 30 años con dos niños y casada con otro músico. Todo parecía bien. Pero se divorció y se mudó a Londres, lejos de su familia y amigos. Para muchos se desapareció. También se divorciaron sus padres, y hubo una mala relación con su padre. A pesar de todo allí estaba en Dallas cantando las mismas palabras, pero sintiendo la profundidad de las palabras.

Yo lo comprendo; y tal vez usted lo comprenda. Al pensar que sabemos todas las repuestas, hacemos malas decisiones, y la gente nos traiciona y a veces nosotros nos fallamos. Luchamos tratando de comprender todo lo que nos pasa.


Tenemos dos opciones en la vida. Podemos tirar la toalla, o podemos buscar lo que Dios nos ofrece. Muchos han desechado a Dios de sus vidas y las circunstancias. Por eso me alegra a ver a Jaci V. cantando la misma canción que cantó hace años. A pesar de todos los desafíos de la vida, ella estuvo firme en el mensaje que cantaba. No había tirado la toalla sino seguido y eso hizo más fuerte lo que cantaba.

Yo he leído por 30 años las palabras de la Biblia. Y a pesar que no se han cambiado, las experiencias mías han dado más significado a las palabras. Por medio de mis fallas, he llegado a comprender el perdón de Dios y su amor incondicional. Por medio de la pérdida personal he visto que la derrota no es el final.


En las victorias he aprendido que la verdadera alabanza es real y no superficial.


Le animo no tirar la toalla. Dios siempre está para ayudarle. No deje de cantar, y va a encontrar que las palabras de Dios y su amor van a ser mas profundas al pasar los años.


Las palabras de la canción son “Hay días cuando vuelo con el viento. Por que he aprendido en dolor o en risa, a sobrevivir. Me arrodillo. Allí estoy delante del amor que no cambia. No lo entiendo pero hay poder cuando estoy arrodillado.”


Oración:

“Señor, dénos la fuerza y el ánimo para seguir adelante, y superar nuestras derrotas y ver el amor que tienes para con nosotros. Ayúdanos a examinar Tu palabra. Ayúdanos a crecer en nuestro caminar contigo. Te lo pedimos en el nombre de Cristo. “ Amen

Una Leccion De Gratittud En Walgreens

Posted by Richard Harris | | Posted On at 9:16 PM


Hay que pasar por varias lecciones para llegar a ser una persona de gratitud. Dios es bueno para

enseñarnos en el momento adecuado. Por eso le voy a contar de una lección en Walgreens.

En 1999 nació nuestro quinto hijo, Juan Pablo. El fue una bendición grande y el parto fue normal. Estuvimos internados en el hospital el tiempo necesario y lo llevamos a casa. Todo estaba bien al igual que el nacimiento de los otros cuatro hijos.

Lo normal duró menos de 24 horas. Mi esposa notó al mediodía del primer día en casa que Juan tuvo calentura y no sabíamos como tratarla. Inmediatamente le llevamos al doctor y ella nos mandó al Children’s Hospital en Dallas. En seguida le vieron y le hicieron algunos análisis y encontraron que tenía meningitis.

Le hicieron otro análisis para averiguar que clase de meningitis tenía. Era un tiempo de mucha angustia para toda la familia. Juan era de pocos días y estaba en el hospital, una nueva experiencia para toda la familia. Le dieron antibióticos y IV y se mejo. Nuestras familias y amigos nos apoyaron y gracias a Dios la clase de meningitis que tuvo no fue de lo peor. Gracias a los doctores y a las enfermeras y la bondad de Dios pudimos salir del hospital con Juan el tercer día, un bebé sano. Dios fue bueno y estuve agradecido pero no supe cuan agradecido debía de ser. Eso es cuando Dios interrumpió y me enseñó una lección.

Estaba cansado porque el hospital no es un buen lugar donde descansar y no solamente tuvimos un bebé enfermo en el hospital sino que había otros cuatro niños para atender. Estaba ansioso de llegar a casa esa noche. Antes de llegar a casa tuvimos que pasar por la farmacia para buscar una medicina. En Walgreens Dios me quiso dar una lección.

Estaba cansado pero de buen humor. Yo comenté al joven que me atendió que estábamos llevando a casa a nuestro bebe que había estado en el hospital. Hablé como si fuera muy difícil lo que nos había pasado.

Después de hablar yo, el joven me dijo que su hermano había estado en Children’s Hospital también. Reconoció también que había buen cuidado allí, y paró de hablar por un minuto y dijo, “Nosotros no pudimos llevarle a casa. No se recuperó.” En ese momento no pude hablar y me sentía humillado. Tuve lágrimas en los ojos y volví al carro como un hombre diferente y con más gratitud.

Dar gracias depende de las circunstancias. Lo que otros ven como una carga otros pueden ver como una bendición. Cuando uno ve la vida difícil, otro está pasando por algo mucho más difícil. Venimos a la mesa de gratitud y pensamos que somos los únicos que pasamos por dificultades cuando en la realidad todos vivimos en el mismo mundo. Un mundo de dolor del corazón, de preocupaciones.

Al reflexionar en mi vida y mis experiencias, creo que cuando enfrentamos dolores del corazón es cuando vemos a Cristo como El es y debemos aprender a apreciar las cosas de la vida que están en la mesa de gratitud. Cosas como la vida, la salud, la familia, los amigos, un lugar donde descansar por la noche, la comida y en primer lugar nuestro Salvador.

Creo que Dios me mandó a ese joven en Walgreens esa noche para hacerme recordar que debía estar agradecido por tener un bebé en el carro. Fue una lección que no he olvidado y por la que estoy agradecido.

Haga una lista de las cosas que le son importantes. Tome el tiempo; nómbrelas una por una, dando gracias a Dios por cada una. Pida a Dios que le revele algo o a alguien que no ha tomado en cuenta.

La Biblia: Salmo 100:3 “Reconoced que Jehová es Dios; El nos hizo y no nosotros a nosotros mismos; Pueblo suyo somos y ovejas de su prado.”

Salmo 113:1-3 “Alabad siervos de Jehová, alabad el nombre de Jehová. Sea el nombre de Jehová bendito desde ahora y para siempre. Desde el nacimiento del sol hasta donde se pone. Sea alabado el nombre de Jehová.”

Oración: “Querido Padre celestial, te damos gracias por tu grandeza y poder. Ayúdanos a aprender las lecciones de gratitud y encontrar lo mejor de las cosas. Te damos gracias que usas los eventos de la vida para enseñarnos, para guiarnos y acercarnos más a ti. Alabamos tu nombre y te damos gracias porque eres digno. Te pedimos estas cosas en el nombre de Cristo Jesús. Amén.”